jueves, 12 de febrero de 2009

Y me cagó. Hice la propuesta y no la convencí, todavia. Sé que lo voy a lograr, siempre consigo lo que quiero, bueno, casi siempre. Debo pensar una nueva estrategia de persuasión, la suya fue sencilla pero catapultó todas mis esperanzas momentaneas. -"Las princesas no pueden llevar tatuajes"- dijo. ¬¬

1 comentario:

  1. Oh!
    Parece que le cerraron la puertita del capricho a la dulce princesita XD

    Era la coronita, no?
    En dónde? 0=

    ResponderEliminar